Skip to content

Cookin'Up

by

Rafa da Silva

De las manzanas y su insoportable gravedad

Dicen ser el fruto del árbol prohibido, alardean de ser las responsables de que la dulce e inocente Eva, arrastrara al ingenuo y candoroso Adán hasta el pecado original, provocando que el Creador, investido así, como un Rajoy cualquiera (aunque Él no necesitó la abstención del PSOE, creo), promulgara una reforma laboral leonina para que los hombres ganaran el pan con el sudor de su frente, además de eliminar la epidural del sistema sanitario público del Jardín del Edén para que las mujeres parieran a los hijos con dolor, y todo esto por una manzana… Según la traducción de la Biblia que leas y quien haya sido el responsable de tal manipulación, hay al menos dos versiones de por qué Yaveh se encolerizó tanto al enterarse de que estos dos pícaros jovenzuelos habían mordido el infame fruto del Malus Domestica (manzano); la primera, como no, habla del sexo, que para algunos eruditos rabínicos es el pecado original, esta pomácea con la peculiar forma de su corazón sugiriendo la siempre atractiva y tentadora forma de una vulva… y eso en las religiones abrahámicas parece ser que no es muy del agrado divino, yo por eso prefiero la mitología griega, toda ella llena de juguetones sátiros y descaradas ninfas que… Bueno… La segunda versión nos cuenta que este árbol era el del Conocimiento, y es para mí una historia más creíble por dos motivos: Primero, ninguno de los representantes terrenales del Dios de  Moisés ha mostrado mucho interés por expandir ni un ápice de sabiduría que no fuera la obediencia ciega al Dictado de los Cielos; el otro motivo tiene que ver más directamente con la ciencia, fué un «mazanazo» en la ilustre cabeza de Sir Isaac Newton, el culpable de que 9,8 m/ssea el valor de la fuerza con la que mantenemos nuestros pies apegados a la tierra gracias a esa a veces insoportable gravedad. Sea como sea, el caso es que parece ser a esta deidad no le deben de gustar las manzanas, o al menos a los que tradujeron el Libro Santo. El caso es que a mí si me gustan, y creo que a Serrat también por que comparó su piel con la de una mujer.

manzanos-bierzo
Manzanos en el Bierzo (León)
manzano-viejo
El Manzano de Invierno en Batán (Navarra)

Son las flores del manzano muy parecidas a las aladas almas de las rosas del almendro de nata donde Miguel Hernández requería a su añorado Ramón Sijé, pues ambas especies pertenecen a la gran y variada familia de las rosáceas. Se cree que se empezaron a cultivar hace aproximadamente unos 15000 años en la zona que hoy se conoce como el estado independiente de Kazajstán, quizá fue allí donde Hércules les robó la fruta a las Hespérides, no lo sé, pero el nombre la antigua capital del reino, Almà-Atáse traduce por «padre de las manzanas». Steve Jobs, decidió esperar un poco a que los romanos introdujeran la especieapple-inc en Europa y posteriormente los europeos la llevaran al nuevo mundo, donde se adaptó al perfección, hasta tal punto que la Apple Pie es el postre más representativo de la gastronomía estadounidense, e incluso sirve como germen del hilo argumental de una serie de películas chorras con más partes que Viernes 13, fue entonces cuando el empresario de San Francisco usó una manzana mordida como anagrama de su corporación, fabrican ordenadores y móviles de esos modernos… ¿Os Suena de algo?

img_20161021_002541Con ellas se fabrican magníficas sidras en casi toda  Europa, «ye» las de Asturias y Euskadi, son ideales las manzanas para acompañar platos a base de cerdo, para ensaladas y compotas, tradicionalmente siempre han acompañado al hígado de pato «mi-cuit» (semicocido) junto a unas hojas de rúcula y es obligatorio su uso en las catas de Aceite de Oliva Virgen, donde entre una prueba y otra se consumen para despejar el paladar, o simplemente crudas como postre o merienda, aunque si queréis una buena receta para disfrutar de alguna de las más de mil variedades que se cultivan en el mundo, os recomiendo esta en particular: Cogéis un poco de buena compañía, buscáis un sitio fresco, preferiblemente cerca de un río y elegís el árbol más frondoso, también sirve la alargada sombra de un cañaveral al lado de una playa mediterránea, una vez hecho esto y después de un rato de agradable retozo, recuperais energías mordiendo la piel tersa y crujiente de una manzana, si no queréis comeros su sexy corazón porque ya estáis saciados, entonces dejadlo sobre el suelo y permitir que hormigas y pajarillos den buena cuenta del resto y lo devuelvan a la tierra de donde nació, eso sí, no seáis cochinos y no se os ocurra tirar ni envases ni otros restos, cuidar el entorno por favor.

A nivel de técnica de cocina, os podría hablar de la oxidación de las pectinasas y la transformación de sus aminoácidos por efecto del calor, etc… Pero es extremadamente aburrido y entonces esto dejaría de ser Cookin’Up y yo tendría que ser el cocinero que todos esperan de mí, y por ahí si que no paso, mejor os voy a dejar con esta canción de Joan Manuel Serrat, Piel de Manzana, sobre un video con un exquisito montaje donde se lucen todo tipo de pieles que hablan y dicen todo sobre su insoportable levedad…que lo disfrutéis

 [youtube https://www.youtube.com/watch?v=Kzqk_pKxBSs&w=560&h=315]

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “De las manzanas y su insoportable gravedad”